¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas
¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas

Mayte Bacete (MaxLinear) lleva los chips al Collaborate: «Necesitamos incorporar talento para crecer más»

La industria de los microchips ha decidido tomar la iniciativa y situarse en el centro del debate sobre la estrategia país en España, integrándose en proyectos como el Valencia Silicon Cluster o participando en el diseño del futuro Perte, con figuras al frente como la directora general de MaxLinear Hispania, ponente del Collaborate People & Data, que en esta conversación con el analista de innovación Eugenio Mallol repasa las claves de un sector clave para la era digital

2022-09-24 Compartir: Compartir en twitter Compartir en LinkedIn
Mayte Bacete (MaxLinear) lleva los chips al Collaborate: «Necesitamos incorporar talento para crecer más»

Eugenio Mallol.-Háblame la iniciativa Valencia Silicon Cluster.

Mayte Bacete.-La hemos lanzado principalmente empresas de microelectrónica y de fotónica, cada una con una semilla diferente. Quizás el nexo común es la cantera que sale de la Universidad de València y de la Politécnica, que es muy buena y ha permitido que salgan este tipo de empresas tan punteras en la Comunidad Valenciana. Hay multinacionales de microelectrónica que, por distintos motivos, han ido creando estos centros de diseño aquí, del nivel de MaxLinear, Analog Devices, Austria Microsystems, Osram y Bosch. Solo con los nombres es fácil imaginar la fortaleza que tienen sus centros de diseño. Y luego están unas empresas de fotónica que son spin offs de la UPV: iPronics, VLC Photonics y DAS Photonics. Todas nos caracterizamos porque tenemos proyectos muy punteros a nivel internacional en últimas tecnologías en comunicaciones, en automoción, sensores, diferentes.

Eugenio Mallol.-Cuando decidís colaborar entre vosotros y con otros ecosistemas cuál es el objetivo.

Mayte Bacete.-El objetivo es situar el ecosistema de microelectrónica y fotónica, que ya tiene un papel importante, viendo los agentes que tenemos concentrados, un paso más allá. Hacerlos crecer, crear lazos a nivel nacional e internacional, que se sepa lo que se está haciendo aquí y se le dé la relevancia que requiere y busquemos medidas juntos para seguir creciendo. Uno de nuestros objetivos es la creación de talento, que es una de las razones por las que no estamos creciendo más. No tenemos suficientes personas que cubran los puestos que tenemos abiertos. En los últimos años en España la microelectrónica se ha dejado un poco de lado y no hay tantos perfiles especializados, por eso estamos trabajando a nivel nacional y local en promover medidas que favorezcan la creación de ese talento, o la importación, o la recuperación del que se ha ido fuera. Queremos convertirnos en una industria importante en España posicionándola en lugares en los que ha estado hace algo más de una década.

Eugenio Mallol.-Un directivo de MaxLinear Hispania, Marcos Martínez, decía en un evento reciente de 5G que cómo va a entrar España en la gran liga de la electrónica generando 200 ingenieros al año en sus universidades. No sé si tomé mal la cifra, parece increíble intentar competir con tan poco músculo.

Mayte Bacete.-Así es, desde luego necesitamos que salgan más ingenieros cualificados cada año. Además, necesitamos ingenieros de telecomunicaciones, de informática o electrónica, perfiles que no sólo buscamos las empresas de microelectrónica. Hay muchas empresas de software contratando. A eso se suma que los skills que pedimos son de software embebido de bajo nivel que hable con la parte de hardware de los equipos. Cuando aplicas todos estos factores, el número de gente especializada es muy reducido y necesitamos que crezca, crear polos de formación, campus, más doctorandos y fomentar dentro de los centros de investigación este tipo de proyectos. Al final es un poco una combinación de trabajar más la empresa privada y la pública y encontrar fórmulas que nos permitan crecer en estos campos.

Eugenio Mallol.-Otro de los asuntos que me parece llamativo del sector es la falta de apuesta de inversión privada española. De las empresas de Valencia Silicon Cluster, sólo dos iPronics y VLC Photonics, siguen siendo de capital español. A VLC Photonics la compró Hitachi hace un par de años. Si hemos sido capaces de generar estas empresas, con toda la dificultad de no tener un entorno amigable, que llegue capital extranjero, con toda la legitimidad, y se las quede… como sociedad no deja de ser chocante la falta de visión de la inversión privada en este sector.

Mayte Bacete.-Al final acabará en una mezcla. Quien tiene el pool histórico, la experiencia, el tamaño son empresas extranjeras, que son las que dominan la microelectrónica. La mayoría tienen la sede en Estados Unidos, algunas también en Asia y muy pocas en Europa. Lo que necesitamos es ir alimentándonos del ecosistema internacional y poco a poco, cuando esto crezca, estoy segura de que acabarán saliendo también más spin off, más startup relacionadas con el sector con capital nacional y que eso pueda llevar su crecimiento. Para mí el modelo es Israel que, siendo un país tan pequeño, tiene una concentración de empresas tecnológicas brutal, mucho de ello favorecido por las medidas tomadas desde su Gobierno, que ha priorizado siempre la inversión en empresas tecnológicas. Tiene un mix importante de empresas internacionales, casi cualquier nombre que te venga a la cabeza tiene allí sites de más de 1.000 personas, y de un ecosistema de startups y de spin offs de universidades muy grande. Al final eso contribuye a que crezca el ecosistema.

Eugenio Mallol.-Sois también un buen termómetro sobre el nivel de sofisticación tecnológica de los tejidos industriales, porque diseñáis y sabéis el tipo de chips que están demandando. Me gustaría saber qué tipo de chips son esos que os piden desde España, si echáis en falta un poco más de ambición.

Mayte Bacete.-Depende de la aplicación final y de las necesidades tecnológicas. En MaxLinear hemos llegado a hacer diseño de chips en 5nm, no conozco en España ninguna otra empresa que lo haya hecho. Veremos después de la valoración del ecosistema que se está realizando por el Perte de los microchips. MaxLinear en eso es muy puntera, pero también digo que esto es puntual no solo aquí, sino a nivel mundial. Sigue habiendo muchos proyectos de más de 10nm, de más de 20nm.

Eugenio Mallol.-Te lo pregunto de otra forma. La industria tiene que empezar a pensar en competir por chips más sofisticados o quizás no es necesario, quizás no hay que mitificarlos. La clave es que cuando un directivo de empresa ve esta carrera por reducir los nanómetros se puede preguntar: a lo mejor me estoy perdiendo algo.

Mayte Bacete.-Siempre los que están en la cadena de valor en la parte de fabricación y en las propias herramientas de diseño ya tienen que estar pensando en lo que la industria necesitará en cinco o diez años, porque si no llegan tarde y tienen que hacer inversiones importantísimas. La evolución siempre es ir a cuanto más integrado mejor, pero ahora todavía están en precios prohibitivos, no puedes utilizarlos para cualquier tipo de producto, tienen que ser productos con mucho volumen.

Eugenio Mallol.-Habéis diseñado chips de 5nm, cuéntame si en la compañía ya se está hablando de los límites, de qué sucederá conforme nos acerquemos a 1nm.

Mayte Bacete.-Depende con quién hables te dice que se está llegando ya a ese límite. Estamos un poco en la parte de la cadena dedicada al uso, no en pensar qué herramienta será la siguiente.

Eugenio Mallol.-En MaxLinear estáis también muy especializados en la transmisión de vídeo de ancho de banda. Son muchos los sectores que se están planteando cómo será este nuevo mundo con la explosión del vídeo en todos los ámbitos, con el internet espacial.

Mayte Bacete.-MaxLinear desarrolla tecnología de comunicación, lo que hacemos es comercializar chips de comunicaciones y casi cubrimos cualquier medio y cualquier punto dentro de toda la cadena de comunicación, incluidos los chips que van en equipos que tenemos dentro de casa. MaxLinear Hispania comenzó diseñando chips para comunicaciones a través de la red eléctrica y eso lo seguimos soportando desde el site de Valencia. Ahora se ha ampliado y además de por el cable eléctrico lo hacemos por cable telefónico, por coax, y también hacemos productos de comunicaciones por fibra, de lo que va dentro de los data centers. Lo que se está viendo es que al final todo el tema de almacenamiento de información en data centers está teniendo una explosión importante. Los Amazon, Google y demás ya no son los que te venden productos por internet y para navegar, sino que además tienen su propia infraestructura, con sus mega data centers en los que tienen toda la información en la nube y ofrecen todos esos servicios a las compañías. Nosotros desarrollamos productos para esos data center, para que la comunicación sea muy rápida. Todo eso está teniendo un crecimiento cada vez más importante, porque es creciente la cantidad de datos que se almacenan en la nube y la infraestructura que se requiere es muy grande. A raíz de la pandemia se ha visto esa tendencia, y veremos cómo se desarrolla el año que viene, en el que se percibe quizás un ciclo de ralentización de la demanda. Pese a ello, aunque quizás no haya el crecimiento de este último año, sí se prevé una continuidad de necesidades cada vez más altas en temas de comunicación y almacenamiento.

Eugenio Mallol.-Has insistido en varias declaraciones recientes que hay que potenciar el diseño de chips en España. La cuestión es encontrar las medidas adecuadas.

Mayte Bacete.-Por un lado, está todo el tema del talento, que es primordial para que las empresas existentes puedan seguir creciendo y para que otras que no existen, ya sea a raíz de startups, spin off o de nueva creación, se planteen crecer o situarse en España y que eso tenga un éxito. Al final, por muchos fondos que haya, por mucha necesidad de proyectos que tengamos internamente, si no conseguimos atraer a gente no vamos a poder dar respuesta. En ese sentido, vemos que todo va muy ligado y que España está dando muy buenos resultados en los proyectos en los que se embarca. Nosotros llevamos muchos años en el entorno de multinacional, desde que en 2010 fuimos adquiridos hasta que en 2017 pasamos a MaxLinear, aquí hay ingenieros que estamos desde el principio cuando éramos DS2, luego se han ido incorporando otros y los resultados que estamos dando son muy buenos. Cualquiera de nuestros ingenieros se compara y saca pecho delante de compañeros en Estados Unidos, Israel y otros países donde el ecosistema favorece que estén más formados. En ningún momento eso ha sido un impedimento para demostrar que aquí se pueden hacer cosas de primer nivel. Al final, esto es lo que hace que sigan apostando por España y tiene que ser nuestra tarjeta para ganar en crecimiento aquí.

Eugenio Mallol.-Pesa más que el que haya un tejido industrial local que pelee por un nivel de tecnología más elevado, por chips más avanzados.

Mayte Bacete.-Todo va a ir de la mano. Los chips requieren una inversión enorme en las personas que están desarrollándolos, junto a toda la tecnología que va alrededor. El negocio de los chips que se desarrollen aquí viene soportado por las ventas a nivel mundial, no solo en España. Pero una cosa llevará a la otra: si diseñamos más, toda la industria que va alrededor de los diseños, equipos para laboratorio, infraestructuras, salas de test, irá creciendo también y los proveedores relacionados también, se plantearán abrir oficinas aquí… y si no crece será difícil que el ecosistema gane importancia en la industria en España. Ese el granito de arena y esperamos que el Perte de los chips sirva para eso.

Eugenio Mallol.-Estás participando en conversaciones del Perte de los microchips. Ya no deberíamos estar en la etapa de qué puedo esperar, sino en la de qué va a ser. En ese sentido, dame tu visión sobre el impacto que tendrá en el sector.

Mayte Bacete.-Estamos en una fase en la que se están acabando de decidir las condiciones que tendrán las ayudas. Espero que lleve al ecosistema a un nivel superior al actual y que ayude a impulsar esta industria. Hay fondos para que la foto que tenemos ahora respecto a la de dentro de cinco años sea radicalmente distinta. Que todos estos fondos ayuden a impulsar una industria que en otras partes del mundo está siendo muy fuerte. En España tenemos mucho que ganar, muchos pasos que dar para situarla a ese nivel, y es posible.

Eugenio Mallol.-Apostarías a la foundry.

Mayte Bacete.-No creo que una foundry a corto plazo vaya a ser viable. Hay partes de la fabricación que a sí son más realistas, pero una foundry es una medida a medio y largo plazo. Ojalá que los pasos que vayamos dando los próximos años permitan que eso ocurra. Foundries hay de muchas tecnologías, tampoco es imprescindible. Una foundry de 5nm es mucha inversión y no puede haber tantas en el mundo porque no sería rentable para nadie, pero esto puede ayudar a ir dando pasos en la dirección de que al final pueda haber algo.

Participantes

Noticias Relacionadas

Usuario sin registro

Consulta las novedades de Atlas Tecnológico y el Mapa de Capacidades 4.0 español.

Podrás realizar búsquedas sencillas y consultar las fichas básicas de las empresas presentes en Atlas Tecnológico.

Regístrate
en Atlas

Elige la opción de mostrar tu empresa en el directorio y aparecerá en las búsquedas de otros usuarios.

Podrás realizar búsquedas sencillas y consultar las fichas básicas de las empresas presentes en Atlas Tecnológico.

  • Perfil básico de empresa
  • 1 usuario adscrito

Hazte
Premium

Accede a la información completa y detallada de las empresas de Atlas.

  • Perfil de empresa completo
  • Hasta 20 usuarios adscritos
  • Buscador avanzado y comparador de capacidades
  • 1 Proyecto Rumbo o 10 % de descuento en un proyecto Sherpa
  • Información completa de otras empresas
  • Acceso a las valoraciones de otros usuarios
  • 450 €/año