¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas
¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas

Next Generation EU: el pasado (2021) y el futuro (2022)

El balance de 2021 en cuanto a los fondos europeos no puede considerarse satisfactorio, a juicio del autor, pero el escenario puede ser muy diferente en el presente ejercicio, según el autor, para lo cual conviene que empresas y autónomos cambien su visión acerca de la solicitud de ayudas

2022-01-11 Compartir: Compartir en twitter Compartir en LinkedIn
Next Generation EU: el pasado (2021) y el futuro (2022)

Una vez acabado el año siempre es un buen momento para resumir lo sucedido durante el mismo. Ya no consiste en hacer predicciones, como haremos con 2022, sino en analizar los datos reales, aunque, como siempre, las lecturas puedan ser distintas y ver el vaso medio lleno o el vaso medio vacío. Ya os adelanto que soy de los del vaso medio lleno, por filosofía de vida. Si algo puede salir bien, por qué no apostar por ello.

Mi resumen de 2021 y previsión de 2022 va de ayudas públicas y el famoso Next Generation ya que hoy se puede considerar como una de las grandes esperanzas para que se dé el fuerte repunte de la economía que todos esperamos, con la combinación tan deseada de crecimiento unido a una transformación de la economía, vía sostenibilidad y digitalización.

¿Qué podemos decir de 2021? Se puede resumir en pocas palabras: “enorme generación de expectativas no cubiertas”. España ha sido de los primeros de la clase, dentro de la UE, en cuanto a cumplimiento de hitos para ir pasando las distintas fases que le llevaban a conseguir el primer anticipo de 9.000 millones de euros en agosto y el pago de otros 10.000 millones de euros a finales de 2021, el primer país en conseguirlo. Si a esto le unimos que en los PGE 2021 se dotaron cerca de 24.000 millones de euros para cubrir los gastos a realizar a cuenta de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), las empresas y autónomos de nuestro país esperaban mucho más del año que acaba de terminar. Si a todo ello le sumamos los mensajes que todos los días han lanzado los políticos de los millones de euros que hay para tantas cosas, pues el cóctel era ese: altas expectativas no cumplidas.

Si nos vamos a los datos concretos, aunque España no tiene un sistema de información centralizado que nos permita conocer los datos de los fondos comprometidos y ejecutados por cualquier tipo de organismo, independientemente del ámbito territorial, podemos observar que en 2021 se publicaron convocatorias y licitaciones por valor de 9.300 millones de euros, un 48% de los fondos recibidos, con el problema añadido de que la ejecución, fondos que realmente han llegado a las empresas, es muy baja.

En este sentido, existen problemas con el diseño de algunas convocatorias de ayudas, con plazos de presentación muy cortos; un bajo porcentaje de convocatorias propias, adaptadas a las características de cada territorio, por parte de las CC.AA.; y, por último, no han despegado las numerosas convocatorias bajo los famosos PERTES. Y de las reformas aprobadas en 2021: Ley de lucha contra el fraude, la ley de Formación Profesional, la reforma concursal, las leyes de ‘startups’ y de ‘Creación y Crecimiento Empresarial’, la Ley Audiovisual y la de Telecomunicaciones, así como la hoja ruta de energía eólica marina, la Estrategia Nacional de Autoconsumo, la de Movilidad sostenible y planes de digitalización de administraciones públicas y pymes, junto al Plan España hub audiovisual y la reforma laboral, muchas son del último trimestre del año, sin efectos notables en el año. Toda esta problemática ha provocado que las empresas españolas consideren que no podrán participar en las inversiones y subvenciones procedentes de los fondos europeos.

Pero no todo puede ser echar balones fuera, también debemos hacer autocrítica las empresas y autónomos, porque no llegamos a tener claro lo que suponen estos fondos en cuanto a modelo de transformación real de la economía. Muchas empresas siguen pensando que estas ayudas les taparán sus agujeros, que les ayudarán en su día a día y eso es un error muy grave. Estos fondos van destinados a quien arriesgue, innove, transforme… si no se quedará sin ayudas.

Recientemente, en una jornada sobre NGEU organizado por una entidad financiera a la que asistía como ponente, varios de los asistentes me afirmaban que esto de NGEU era un desastre porque no había ayudas para ellos. En ese momento se habían convocado unas 98 ayudas bajo el PRTR y les hice el siguiente razonamiento: ¿cuántas ayudas has solicitado en los últimos 2/3 años? Algunos contestaban que dos, otros una y otros ninguna. Comenté que si cada año se convocan unas 15.000 ayudas en España y solo habían solicitado ese número era muy difícil que pudiera tocarle alguna de las 98. Por lo tanto, o cambiamos nuestra visión y gestión en la empresa o será muy difícil acceder a estos fondos.

Y ¿qué se espera de 2022? Pues os podéis imaginar que mucho. 2021 ha sido el año de la puesta en marcha. Se comprende la dificultad de poner en marcha la maquinaria para movilizar tal cantidad de miles de millones de euros y que, además, tengan resultados a largo plazo y sirvan para mejorar la tasa de crecimiento potencial de nuestra economía. Debe haber coordinación entre la Administración General del Estado (AGE) y las CC.AA., no solo es gastar ya que todo debe estar justificado y tener sus correspondientes auditorías. Así que 2022 debe ser, y será, el año que se note de verdad. Los PGE 2022 han consignado 27.633 millones de euros de fondos del PRTR, un 11% más respecto a los 24.198 millones de euros de 2021.

Así, este año se juntará lo pendiente de 2021 con lo previsto para 2022. Eso a nivel de convocatorias, porque a nivel de ejecución, las empresas recibirán los fondos de lo ya comprometido en 2021 y no ejecutado en ese mismo ejercicio, siendo este desembolso de fondos a empresas y entidades que no forman parte del Sector Público el que supone un impacto real en la economía.

De entre todas las convocatorias esperadas para este 2022, destacamos dos por inversión y efectos esperados en la economía:

Programa Kit Digital: iniciativa del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital que se enmarca en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de España y que cuenta con 3.067 millones de euros a desembolsar entre 2021-2023 (ahora entre 2022-2023). Está dirigido a pequeñas empresas, microempresas y trabajadores autónomos, de cualquier sector, y tiene como objetivo subvencionar la implantación de soluciones digitales disponibles en el mercado para conseguir un avance significativo en el nivel de madurez digital, acompañando a las empresas en su proceso de transformación digital para que, gracias a la tecnología, puedan evolucionar y mejorar su negocio. Se espera la primera convocatoria para febrero-marzo 2022. Este programa es digno de un post para el solo.

PERTE para el desarrollo del vehículo eléctrico y conectado (PERTE_VEC): con un valor de 3.000 millones de euros, es el primer plan presentado por España que autoriza Bruselas financiado en parte con fondos NGEU. Al tratarse de un PERTE se le supone un efecto estratégico que, según los cálculos del Gobierno, prevé una inversión de 24.000 millones de euros entre 2021-2023 entre inversiones públicas y privadas, con la creación de 140.000 puestos de trabajo. Esto por lo que hace referencia al impacto económico, pero en el efecto transformador se espera alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados.

Debemos recordar que, además de las convocatorias bajo el paraguas de Next Generation EU, todos los años se convocan en España alrededor de 16.000 ayudas por un valor aproximado de 30.000 millones de euros que no debemos olvidar.

Tono Mestre es  fundador de la consultora de ayudas públicas Innóvate 4.0 y colaborador de Atlas Tecnológico.

Participantes

Noticias Relacionadas

Usuario sin registro

Consulta las novedades de Atlas Tecnológico y el Mapa de Capacidades 4.0 español.

Podrás realizar búsquedas sencillas y consultar las fichas básicas de las empresas presentes en Atlas Tecnológico.

Regístrate
en Atlas

Elige la opción de mostrar tu empresa en el directorio y aparecerá en las búsquedas de otros usuarios.

Podrás realizar búsquedas sencillas y consultar las fichas básicas de las empresas presentes en Atlas Tecnológico.

  • Perfil básico de empresa
  • 1 usuario adscrito

Hazte
Premium

Accede a la información completa y detallada de las empresas de Atlas.

  • Perfil de empresa completo
  • Hasta 20 usuarios adscritos
  • Buscador avanzado y comparador de capacidades
  • 1 Proyecto Rumbo o 10 % de descuento en un proyecto Sherpa
  • Información completa de otras empresas
  • Acceso a las valoraciones de otros usuarios
  • 450 €/año