¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas
¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas
Proyecto destacado

Aplicación del sistema de bioseguridad Biorisk para reducir la infección de animales en una granja de porcino.

Sector: Consultoría | Ambito: Internacional

Aplicación del sistema de bioseguridad Biorisk en una granja que pretende aumentar su censo y que es positiva en PRRS. Biorisk, mediante un sistema de receptores y emisores de movimiento y una aplica...

Aplicación del sistema de bioseguridad Biorisk en una granja que pretende aumentar su censo y que es positiva en PRRS. Biorisk, mediante un sistema de receptores y emisores de movimiento y una aplicación web, ayuda a controlar los movimientos potencialmente peligrosos del personal a través de la granja, de manera que se puedan evitar o limitar aquellos que sean arriesgados y que puedan contribuir a la propagación de patógenos.

Leer más

Vídeo Descriptivo

Duración:

El reto

Una granja de porcino con 1200 madres está en proceso de subida de censo hasta casi duplicarlo. Por ello, tiene fuertes entradas de primerizas negativas a PRRS (Virus del síndrome respiratorio y reproductivo porcino), entre otras enfermedades. La granja es positiva inestable a PRRS con recirculación en lechoneras. Por este motivo, el riesgo de desequilibrio inmunológico y brote de PRRS es muy alto. El objetivo en la granja es llevar a cabo dicha subida de censo sin sufrir brotes de PRRS e incluso llegar a estabilizarla.

La solución

Con el objetivo de reducir la probabilidad de brote, se aumenta drásticamente la bioseguridad interna de la granja. Para este propósito, utilizamos nuestro sistema de control de movimientos de personal en tiempo real, Biorisk. El proceso de implementación está basado en los siguientes pasos: 1-Conocer las instalaciones, el personal y la situación sanitaria al detalle. Con esta información, se clasifican los edificios de la granja en infectados o libres. 2-Instalación de los dispositivos de control de accesos e identificación de los trabajadores de la granja. 3-Medición y análisis de movimientos de personal durante aproximadamente un mes para conocer las dinámicas normales y elaborar un plan de modificación de movimientos susceptibles de diseminar la enfermedad por la granja. 4-Formación del personal sobre la enfermedad de PRRS, la delicada situación sanitaria y los patrones de movimientos de riesgo que se observan en los datos. 5-Implementación de medidas de bioseguridad interna tradicionales. Complementando estos cambios se establecen patrones de movimientos correctos para el personal y se controlan en tiempo real las negligencias que se producen. 6-Fuerte control sanitario mediante muestreos constantes de lechones y cerdas en adaptación. Tanto para asegurar que no excretan virus al trasladarlas a la granja como para su correcta inmunización antes de incorporarse a la producción. La granja realizó el incremento de censo en el tiempo previsto sin tener ninguna recirculación o brote de PRRS ni otra enfermedad. Se mantuvieron los planes de bioseguridad interna, el sistema Biorisk y las medidas de control. Gracias a ello, los movimientos de riesgo se redujeron de un 15% a un 3% en 8 meses, permaneciendo estable en ese nivel durante los dos años siguientes. Además, se consiguió llevar la granja a una situación de gran estabilidad frente a PRRS con PCRs negativos constantes en todas las edades, ausencia de signos clínicos y reducción del uso de antibióticos como efecto colateral.

Empresas involucradas