¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas
¿Tienes un proyecto empresarial? Conoce las ventajas de pertenecer a Atlas

Conoce a Miguel Á. Rivera: escuchar al terreno y a los animales con tecnología

Arrancamos una presentación de los miembros del Equipo Atlas, su trayectoria, sus objetivos, su método, su visión, para que las empresas de nuestro ecosistema se familiaricen con las personas que les van a ayudar en la resolución de sus desafíos tecnológicos. Comenzamos con Miguel Ángel Rivera, el experto de Atlas para el sector agroalimentario

2021-04-23 Compartir: Compartir en twitter Compartir en LinkedIn
Conoce a Miguel Á. Rivera: escuchar al terreno y a los animales con tecnología

Iniciamos una serie de publicaciones para presentar al equipo de Atlas Tecnológico. Es una tarea fundamental porque queremos que su perfil resulte cada vez más familiar entre las empresas del ecosistema, que pueden confiar en ellos para la resolución de sus desafíos en transformación digital. Conoceremos su trayectoria y su visión. Comenzamos con Miguel Ángel Rivera, el rostro de Atlas en el sector agroalimentario. Arranca centrado en Castilla y León con motivo del proyecto Desafíos 4.0 puesto en marcha con la asociación de la industria agroalimentaria de la región, Vitartis.

Quién es

Montamos un proyecto familiar de quesería artesanal en Pesquera de Duero, fue mi primer contacto con la industria agroalimentaria. Decidí entrar en el grado de Ingeniería Industrial Agroalimentaria para profesionalizarme más. Eso me permitió tener una visión general de todo el proceso, desde la obtención de la materia prima hasta su transformación, desde los conceptos industriales hasta los productivos, cuidando la calidad y la gestión.

Hice prácticas en Escocia, en una fábrica de elaboración de productos sin gluten, lo que me permitió conocer la importancia de la calidad y el control, especialmente cuando va dirigido a un público para el que puede suponer un riesgo no alcanzar niveles óptimos. Posteriormente, al acabar la carrera, quise diferenciarme porque mi ámbito profesional se estaba convirtiendo en un océano rojo. Competíamos con químicos con tecnología de alimentos, el sector se está expandiendo a otras áreas de conocimiento.

Quise conocer las tecnologías habilitadoras y especializarme en la industria agroalimentaria, porque antes o después tendrá que disponer de personas que las conozcan, por eso estudié el Máster en Industria 4.0 de FOM Talent con la Cámara de Comercio de Valladolid, un campo en el que quería convertirme en experto con capacitación. Allí surgió una oportunidad de trabajo en el desarrollo y lanzamiento de un producto. Se trataba de un ingrediente poco conocido en España para alimentación. Eso me permitió conocer la fase de lanzamiento y tener otra perspectiva. Había que abrir mercado, generar una necesidad en el consumidor.

En ese sentido, existe un paralelismo con las nuevas tecnologías. A un sector tradicional hacerle ver la digitalización es cambiarle la visión, pero el hecho es que se tendrán que adaptar si quieren sobrevivir.

Experiencia en proyectos

El lanzamiento era más innovación alimentaria que tecnológica. Se trataba de una empresa zamorana harinera muy conocida en el sector de la panadería. Quería dar una nueva visión sobre la harina de trigo y poner en valor ingredientes nutritivos y saludables. Investigamos sobre usos culinarios y sobre cómo adaptarlo al consumidor nacional. Había que promover un cambio de paradigma porque era un cereal y había que convencer al mercado de que podía ser un alimento para humanos, no sólo para animales. Era trigo que pasaba por un proceso de germinación y mejora para aprovechar mejor los nutrientes. Estábamos convencidos de que es una manera de reconvertir productos que pierden valor en productos de alto valor, que se revalorizan si se destinan a consumo humano. Poder dar otra visión al producto hace que se revalorice.

Incorporación a Atlas Tecnológico

Hace meses surgió la posibilidad de entrar en Atlas Tecnológico para dinamizar el proyecto Desafíos 4.0. Me incorporé a la Fase 3 de prueba piloto, con proyectos reales. Estoy tratando de que las empresas que han participado en los anteriores desafíos vean que la plataforma es una realidad y aporta soluciones, les estoy animando a proponer retos.

También estoy dando visibilidad a la plataforma entre el resto de empresas de Vitartis, que la conozcan y vean que funciona. Es importante que tengan una referencia en Atlas. Se trata de ir incorporando empresas y que al entrar vean que ya están otras del sector, con las que algún caso han colaborado, y que buscan como ellas soluciones tecnológicas.

El método

Primero intento ver qué necesidad tienen, qué dificultades y que posibilidades ofrece la tecnología. Analizamos los puntos débiles bajo su punto de vista, y a partir de esas necesidades generamos la posibilidad de resolverlas tecnológicamente.

Algo que ya se ha abordado en las fases 1 y 2 de Desafíos 4.0, y en lo que los proyectos que están entrando están muy alineados, es la captación de información. Está en la base de la transformación digital. Hay muchos datos en las empresas, pero no los tenemos localizados y recopilados. Sobre todo las pymes necesitan tener toda la información ir construyendo su transformación digital. Unas necesitan mejorar la trazabilidad, otras los procesos. Hay mucho papel todavía, la digitalización que se despliega a partir de ahí ofrece más garantías y seguridad.

Han surgido ya siete proyectos. Unos tenían claro lo que necesitaban y otros menos. En lo que coinciden es que todas saben lo que quieren hacer, pero no con quién o cómo. Ahí es donde entra Atlas.

En las fases 1 y dos hicimos radiografía del sector agroindustrial, detectamos las necesidades principales y localizamos a las empresas que aportan soluciones con el objetivo de nutrir a la plataforma, sobre todo cuando están especializadas en el sector agroalimentario. Básicamente se trata de incorporar sistemas de gestión, ERP, MES, recopilación y tratamiento de datos, formación de personal.

La idea a corto plazo es crecer por Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, Murcia y el clúster del porcino, expandir este tipo de colaboración.

Visión

El sector primario, de materias primas, no ha sufrido un cambio tan radical durante la pandemia como otros sectores, en especial el de transformación, que ha tenido que entrar en ecommerce porque se dispersó en el confinamiento la demanda y a muchas empresas les ha pillado con el pie cambiado. Han tenido que adaptarse de manera radical. Hemos detectado necesidades que no tenían localizadas, fundamentalmente en trazabilidad y logística. Han pasado de vender grandes cantidades a un solo comprador a hacerlo todo casi personalizado. Las que estaban adaptadas han llevado mejor el confinamiento y otras han empezado a adaptarse para que no les vuelva a suceder en el futuro.

Las personas que han pasado al ecommerce han roto el paradigma, se han acostumbrado a comprar por internet. Eso ha permitido a muchas empresas ampliar su área geográfica de negocio y vender fuera de su zona de influencia.

El sector primario es un sector muy vulnerable que necesita profesionalizarse. Quizás las políticas agrarias estén colaborando para que esa transformación no sea tan rápida. Es un sector muy profesional con clichés establecidos. Hay que escuchar al campo, a los animales, a los terrenos y la tecnología es para eso lo más adecuado. Porque las materias primas tienen precios ajustados y hay que optimizar recursos, para eso son importantes tecnologías como el IoT y la sensorización. A veces hacemos un gasto excesivo para obtener una misma producción. Hay que hacer hincapié en cambiar los clichés de los agricultures, profesionalizar al sector para que las personas acepten el cambio y se tecnifiquen. Queda camino por recorrer en agricultura y ganadería para sacar más provecho.

Atlas puede desempeñar un papel importante para ayudar a las personas a mejorar las explotaciones.

Noticias Relacionadas

Usuario sin registro

Consulta las novedades de Atlas Tecnológico y el Mapa de Capacidades 4.0 español.

Podrás realizar búsquedas sencillas y consultar las fichas básicas de las empresas presentes en Atlas Tecnológico.

Regístrate
en Atlas

Elige la opción de mostrar tu empresa en el directorio y aparecerá en las búsquedas de otros usuarios.

Podrás realizar búsquedas sencillas y consultar las fichas básicas de las empresas presentes en Atlas Tecnológico.

  • Perfil básico de empresa
  • 1 usuario adscrito

Hazte
Premium

Accede a la información completa y detallada de las empresas de Atlas.

  • Perfil de empresa completo
  • Hasta 20 usuarios adscritos
  • Buscador avanzado y comparador de capacidades
  • 1 Proyecto Rumbo o 10 % de descuento en un proyecto Sherpa
  • Información completa de otras empresas
  • Acceso a las valoraciones de otros usuarios
  • 450 €/año